viernes, 30 de diciembre de 2016

Mandril en el año 2017

 En tan solo unos días llegará el futuro,
aunque pronto no será otra cosa que una esquela.

Los robots esperan en el Rubicón.

Muchos serán sorprendidos durante el sueño,
otros,
avisados,
no podrán escapar.

Como el volcán en erupción,
como la lava incandescente cercando la casa
y tú asomado al balcón.

¿A dónde querrías ir?

 Y llega el mañana con su rostro de bello y de monstruo.

La buenas noticias ocultan el desastre.
El desastre esconde maravillas.













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada