miércoles, 15 de febrero de 2017

La teoría mandrileña del amor

Tengo miedo de ser el el licántropo,
el afectado por la experiencia central de la vida moderna.

En los documentales dicen que los aullidos nocturnos
tienen su origen en las conquistas de los años 60´.
Yo no lo creo,
es pura propaganda para dejarnos todavía más solos,


pero rodeados de ojos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada