viernes, 20 de enero de 2017

Caída por el barranco de los límites del humor

Hay un cementerio de humoristas.
Resbalaron por la peligrosa pendiente del chiste, los pobres.

Se esconden en buhardillas, en los bosques,
ocultos a toda mirada.

Llevan una estrella con una ache en la solapa.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada