domingo, 8 de enero de 2017

Gripe A en Mandril

Domingo.

Debería recoger algo de hojarasca
y envolverme con ella,
moribundo,
caer en el sofá,
como un pobre hombre,

preso de las reglas que dicta su cuerpo.

Las ideas pesan demasiado.
Debe ser la gravedad que está cambiando.
Los propios pensamientos y ya no se mueven con gracia.
Quizá se atasquen en alguna vena.

Y sin embargo,
sé que está prohibido morirse en estas mañanas de sol invernal.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada