domingo, 15 de enero de 2017

Nuevos apuntes sobre Nuestra Señora



Durante mucho tiempo tuvimos barro en la sangre, 
diques y trombos en el cerebro,
y así, era imposible pensar con claridad.

Llamó a las puertas de la ciudad desde el futuro,
y fue desfigurada y convertida en monstruo por sus enemigos
en cuanto llegó.

Pero ella nunca tuvo enemigos.

Y siguió siendo hermosa. 















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada