lunes, 16 de enero de 2017

Paseantes del gran Mandril

A salvo de los zombies,  porque ellos, se quedan en sus casas.

En la calle la gente da vueltas,
paseos, al mismo centro de la mente,
observando las tiendas,
las caras.

Salen con penas y regresan con fábulas.















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada