lunes, 16 de enero de 2017

El hombre que no poseía las palabras

Lo que te hace diferente no es el rostro,
sino el verbo.

Sé que tienes palabra aunque parezcas el mudo.

Será que tus sinapsas van velocidades prodigiosas,
mucho más rápido que tu lengua,
y cuando tratas de decirme te quiero,

te quedas con la boca abierta, en silencio.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada